4u Australia

Consejos para buscar acomodación y no estrellarse en el intento

Faltando algunos meses para terminar mi aventura en Australia he querido escribirles sobre mis experiencias en este inolvidable viaje, esperando que sean de mucha ayuda al momento de buscar acomodación y decisión de venir a estudiar a este país.

Tantas cosas se me vienen a la mente en este momento porque ya casi voy a cumplir dos años en Melbourne ¡Aquí el tiempo vuela! Y así suene clichesudo, parece que fue ayer cuando me atreví a poner el pie en el avión, tarea nada fácil pues como muchos estaba dejando en Bogotá un trabajo estable, mi familia, mis amigos, mi novia y toda la vida que conocía hasta ese momento.

Viviendo la aventura - Acomodación en Australia

“Life is about courage and going to the unknown”

“La vida se trata de valentía y de ir hacia lo desconocido” Una frase de la película “La vida secreta de Walter Mitty” que me inspiró y me dio el coraje para cruzar el océano. Renuncié a mi trabajo como periodista en el Gobierno, me despedí de mis padres y mis seres queridos y cuando me di cuenta ya estaba embarcado en un viaje de más de 30 horas con fecha de retorno incierta. Sin embargo, esa no fue la única decisión complicada que tuve que tomar durante mi viaje, de hecho viajar fue solo el inicio de una serie de dictámenes que marcaron mi camino en estas tierras.

El arribo

Llegué como casi todos los estudiantes colombianos, cargado de maletas, de ilusiones y con apenas un par de palabras en inglés para sobrevivir, lo cual agradezco demasiado porque de otra forma mis primeros días acá habrían sido más complicados. No se asusten, porque acá todos venimos a aprender, pero tener un nivel intermedio o alto del idioma si nos da una ventaja en cuanto a la adaptación, la búsqueda de trabajo y hasta en la autoestima, pues no poder expresarse créanme que es una frustración total.

¿Pero qué cambio no trae consigo un sacudón?

Si bien algunas agencias nos brindan datos, apenas llegamos, en la mayoría de casos, nos sentimos agobiados con todo lo que hay que hacer: conseguir casa, encontrar lugares económicos dónde comprar comida, dónde y cómo buscar trabajo y como movernos por la ciudad.

 

Cómo todo día carga con su propio afán, lo primero que decidí resolver fue el lugar en el que iba a vivir. Recuerdo que la agencia que me ayudó a venir me ofreció estadía en casas con familias nativas australianas pero por unos precios demasiado salidos de mi presupuesto. Si usted tiene la opción y quiere vivir esta experiencia hágalo, pues es una muy buena manera de mejorar su inglés y acostumbrar el oído al acento. Pero si su caso es como el mío, que vine más buscando un poco de economía, por lo menos mientras me asentaba y conseguía un trabajo que me ayudará a pagar las cuentas, hay un par opciones que pueden ser muy útiles:

 

  • Revise bien entre sus contactos si hay algún amigo o conocido suyo estudiando en Australia. Por ejemplo, solo en Victoria viven más de 4.000 estudiantes colombianos y sumémosle a eso que también hay algunos con residencia permanente. Yo terminé en Melbourne, entre otras cosas, porque ya había un amigo mío viviendo hace un tiempo en la ciudad. Aunque su casa es a las afueras, para mí en ese momento era lo mejor que me podía pasar, pues además de que él también entendía el guayabo de haber dejado todo atrás, también pude ahorrar unos buenos pesitos.

 

Así mismo, a los seis meses de estar acá, mi novia tomó la decisión de venir también a estudiar. Para ese entonces, ya había hecho un par de amigos en el colegio donde estudiaba y nos habíamos ido a vivir a una residencia estudiantil en el centro de la ciudad. Sinceramente era una caja de fósforos que tenía que compartir con tres personas, pero no hubiera sido paseo – aventura sin eso. Creo que hice amigos para toda la vida y además mi inglés mejoró bastante pues no hablamos el mismo idioma y sí o sí nos tocaba comunicarnos.

 

Volviendo al tema de mi novia, por supuesto mis “flatmates” y yo nos incomodamos un poco más para recibirla en el apartamento pues siempre será motivo de alegría volver a ver a lo seres amados cuando se está tan lejos del hogar. Por supuesto yo, no cabía de la dicha. Recuerden que todos llegamos acá de la misma forma y hay muchas personas dispuestas a tender una mano, no se pierde nada con preguntar.

 

  • Hay más de cinco grupos en Facebook de colombianos viviendo en Melbourne, que a diario publican ofertas de acomodación para rentar habitaciones privadas o para compartir y sus precios oscilan entre $600 aud Hasta $1000 aud el mes. Entre más alejada esté la habitación del centro más económica será. Tenga en cuenta que si viene a estudiar inglés como lo hice yo, casi todos los colegios e institutos se localizan en el centro y a veces lo que nos ahorramos en la renta en mi opinión lo podemos gastar en tiempo y comprando la tarjeta del metro, que mensualmente me cuesta $140 aud.

 

Para tener en cuenta al momento de buscar acomodación

Para terminar este post, me gustaría que tuvieran en cuenta los siguientes puntos que creo son con los cuales más nos estrellamos al momento de buscar acomodación:

 

  • Todas pero absolutamente todas las personas que nos vayan a rentar un cuarto, una casa o una cama nos van a pedir un bono en caso de que la propiedad sufra algún daño. Éste puede ser del valor de la renta mensual o en algunos casos, si contamos con suerte, de solo dos semanas del total de la renta. En el 90% de los casos se tiene que pagar por adelantado junto con el primer mes y será devuelto cuando se termine el contrato o el tiempo en el que nos vayamos a quedar en ese lugar.

 

  • Acá el pago de la renta funciona un poco diferente a Colombia. Cuando decidimos con mi novia buscar acomodación en un espacio más cómodo para los dos, sin tantos amigos viviendo con nosotros, nos pegamos una descuadrada en nuestro presupuesto solamente por no saber como los arrendadores cobran en Australia. Resulta que aquí los precios los publican por semanas, pero el precio final es por el total de los días. Por ejemplo, si la semana costará $150 aud, quiere decir que el día le sale más o menos en $21.4 aud. Por alguna razón yo venía acostumbrado a sumar las cuatro semanas del mes para tener el precio final, en ese caso la renta del mes costaría $600 aud, pero para que lo tengan en cuenta, el precio total del mes sale de multiplicar el valor del día, o sea $21.4 aud por 30 o 31 que son los días del mes, dando como resultado entre $640 aud y $663 aud.

 

  • El tercero y último es bastante obvio pero no está de más. Aunque siempre es necesario hacer inspecciones de los lugares dónde van a vivir, mi recomendación acá es que investiguen, dependiendo de sus intereses, un poquito el perfil de las personas con las que van a compartir. Parece algo tonto, pero créanme que al final es muy importante, pues acá hay muchos, muchos tipos de casa; algunas fiesteras, algunas ordenadas, algunas en extremo desordenadas, gente que habla, gente que no le interesa cruzar palabra, trabajadores de oficina, estudiantes, personas con dos o más trabajos y todas las nacionalidades habidas y por haber.

 

Espero que esta entrada les aclaré un poco el panorama de lo que se pueden llegar a encontrar acá en Australia en términos generales y acomodación. En 4U Australia queremos que tengan la mejor experiencia de viaje, siempre teniendo en cuenta sus objetivos y posibilidades. Me despido por ahora y espero verlos pronto a este lado del mundo. Estén pendientes de los próximos post con más datos de mi historia en Melbourne.

Mario Andrés Beltrán Castro
@Mj_obiwan
29 de Mayo 2017

Leave a Comment